Mailing Masivo

Escribí sobre este tema anteriormente, en el viejo libro Cibernegocios y en este blog, en 2004.
Las cosas no han cambiado demasiado, y el negocio del mailing masivo sigue creciendo, aunque no tanto como podría. Las redes sociales han crecido en importancia y en participación en el mercado publicitario, y también creció el Spam dentro de ellas. Pero como la red social tiene más herramientas de control sobre su tráfico, son más eficaces limitando el spam que la web en general.
La Internet en general no tiene una «policía anti-spam», y los spammers siguen consiguiendo IPs en donde montar servidores amigables al spam. Hay eso sí, sitios que mantienen listas de dominios o IPs asociadas al spam, y la mayoría de los webmasters las consultan para proteger a sus clientes de los principales ofensores.
Algo que sí cambió es la ley norteamericana que regula el spam. Antes había entidades que se arrogaban el derecho de multar a los spammers, con lo cual generaban una cierta restricción en los envíos. Ahora hay una ley llamada «CAN SPAM», que bajo ciertas restricciones otorga permiso para enviar correos masivos.
Algunas de estas restricciones:
– el emisor debe estar identificado
– el receptor debe poder desuscribirse fácilmente
– el envío debe estar identificado como publicidad
– no pueden comprarse listas indiscriminadas de receptores.
Salvando estas circunstancias, no es del todo ilegal enviar spam.
Creo que una postura intermedia es utilizar el mailing masivo con las mencionadas limitaciones para que no sea spam, pero convocar a los receptores interesados a una lista de suscriptores verificados. De ese modo, habrá garantías de que no se quejarán en el futuro por la recepción del boletín informativo.
Recientemente hemos recibido pedidos para realizar mailing masivo en nombre de dos clientes, que intentaron con poco éxito otros recursos de marketing. En función de esto, hemos vuelto a estudiar este huidizo mercado. Como era de esperar, los proveedores activos en 2004 y 2012 habían desaparecido o cambiado de nombre. Pero pudimos identificar algunos proveedores confiables de servidores de envio. Proximamente comentaremos sobre los resultados y las tasas de recepción y clikeo. (ver nota anterior sobre Ratios de Respuesta).
En este momento en nuestra consultora estamos preparando un envío masivo para promover este sitio, la recepción de un boletín por email con las nuevas publicaciones, y la pertenencia a nuestros espacios en las redes sociales Linkedin, Facebook y Twitter.