Marketing con frases ingeniosas

En otro artículo del blog publiqué algunas frases mías o ajenas que me parecieron graciosas o sabias y dignas de compartir con los lectores: Frases Célebres. Lo acabo de actualizar con algunas frases más, léanlo y luego vuelvan…

Las frases célebres fueron el artículo más leído estos últimos tiempo, por encima de las sesudas propuestas de negocios revolucionarios y de los profundos análisis de la nueva economía.


Hoy leyendo un blog informal veo refranes reformulados, y cada uno con un link a un sitio llamado

http://www.frasesycitas.com. Lo único que hacen es recopilar frases y citas, clasificarlas, y permitir que los usuarios voten, Un concepto simple pero que les funcionó para hacer popular el sitio, el cual vale U$D 28.500 según mi valuador preferido, http://websiteoutlook.com.

No es fácil monetizar una frase para aquellos que no se dediquen a vender ideas, cosa difícil si las hay. Quizá lo haga un humorista, o un creativo publicitario.

Por otra parte, la frase ingeniosa transfiere al autor sólo una reputación de ingenioso, que aisladamente es bastante inútil.

Como el título Ing. que utilizan algunos “casi ingenieros”, que podría querer decir “Ingenioso”, si alguien le cuestiona el “casi”… Hay un político argentino cuya incipiente carrera terminó cuando se reveló que usaba el título ingeniero sin serlo. Quizá debió decir que era solamente Ingenioso.

Los creativos publicitarios, y por ende los Viral Marketers, pueden sacar partido de una frase célebre. Deben acompañarla de un mensaje publicitario congruente con la frase. Un ejemplo son artículos publicados por nosotros en agregadores de noticias como Digg.com y Menéame.net, que dependen del voto popular para adquirir notoriedad.

Otra aplicación interesante de la frase ingeniosa es como seudónimo o nick, en cualquier medio colectivo de la Web. Suele ser preferible el nick al nombre real, no sólo porque puede ser más viral, sino por la necesaria protección a la privacidad del autor.

Por ejemplo, yo me hago conocer como Profesor Serapio (autor de cuentos infantiles, incompatible con mi seriedad de PhD), Neticman (dueño del dominio netic.com.ar y participante en foros de e-marketing), Synonymizer (autor del software homónimo) o AlgoCracker (sería algo así como “descifrador del algoritmo”, referido a la fórmula de posicionamiento de sitios de Google).

Y Netocio, generador de negocios en la Net, y dueño de este blog Netocios.com.